jueves, 25 de octubre de 2007

La hormiga trabajadora





Érase una hormiga que lo único que hacía todo el día era trabajar y trabajar.

Un día la hormiga se perdió y no sabía regresar. Se sentó con un grupo de grillos que estaban tumbados cantando; esos grillos sólo cantaban y cantaban, la hormiga les preguntó que si no recogían comida para el invierno. Los grillos le dijeron que no, que pasaban; entonces la hormiga hizo un trato con los grillos.

El trato era: si ustedes me cobijáis en vuestra casa todo el invierno yo os cogeré comida para todo el invierno.

Llegando el invierno la hormiga les hacía de comer todo el día. Estuvieron todo el invierno pasándoselo bien y la hormiga comprendió que, aparte de trabajar, también era necesario divertirse y los grillos aprendieron que era necesario recoger comida durante todo el verano.




6 comentarios:

guadalupe dijo...

!!!!!!!Hola Guadalupe!!!!!!!
¿¿Como estas??? espero que bien, solo quería felicitarla por su cuento.
Me ha gustado mucho y lo veo muy original.
bueno espero que escribas muchos cuentos más para poder disfrutar leyendo sus cuentos.
Reciba un cordial saludo de una admiradora suya: Sandra Reina Yerbes.

Anónimo dijo...

me parese muy buen cuento tan bacano que casualida parese un cuento que me toco hacer en español el mimo titulo y la misma literatura sigas haci

peke dijo...

tan lindo cuento sigas haci creo que debes tener mas cosa buenas

Anónimo dijo...

esta muy bien o mas o menos solo que le falta agregar mas cuentos interesantes y magicos y no terrorificos.bay...........

Anónimo dijo...

esta bien solo agregenle mas cuentos que no sean de miedo.bay.....

Anónimo dijo...

muy simple